Trastornos del estado de ánimo

depresion-tratamiento-ayuda-consulta-psicologo-jaen A continuación, se enumeran los tipos más comunes de los trastornos del estado de ánimo:

  • Depresión grave: período de dos semanas de un estado de ánimo deprimido o irritable o una marcada disminución en el interés o placer por las actividades habituales, junto con otros signos de un trastorno del estado de ánimo.
  • Distimia (trastorno distímico): estado de ánimo crónico, bajo, deprimido o irritable que perdura por lo menos durante un año.
  • Síndrome maníaco depresivo (trastorno bipolar): por lo menos un episodio de estado de ánimo deprimido o irritable y un período de un estado de ánimo maníaco (persistentemente elevado).
  • Trastorno del estado de ánimo debido a una condición médica general: muchas enfermedades médicas (incluyendo el cáncer, lesiones, infecciones y enfermedades médicas crónicas) pueden desencadenar los síntomas de depresión.
  • Trastorno del estado de ánimo producido por sustancias: síntomas de depresión debidos a los efectos de la medicación, abuso de drogas, exposición a toxinas…

SINTOMATOLOGÍA

Según la edad y el tipo de trastorno del estado de ánimo presente, una persona puede mostrar diferentes síntomas de depresión. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de un trastorno del estado de ánimo. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Sentimientos persistentes de tristeza.
  • Sentimiento de desesperanza o desamparo.
  • Baja autoestima.
  • Sensación de ineptitud.
  • Culpabilidad excesiva.
  • Deseos de morir.
  • Pérdida de interés en actividades habituales o actividades que antes se disfrutaban.
  • Dificultad en las relaciones.
  • Perturbación del sueño (por ejemplo, insomnio, hipersomnio)
  • Cambios del apetito o del peso.
  • Disminución del movimiento.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Disminución de la capacidad de tomar decisiones.
  • Pensamientos suicidas o intentos de suicidio.
  • Molestias físicas frecuentes (por ejemplo, dolor de cabeza, dolor de estómago, fatiga).
  • Intentos o amenazas de escaparse del hogar.
  • Hipersensibilidad ante el fracaso o el rechazo.
  • Irritabilidad, hostilidad, agresión.

¿Necesita ayuda psicológica?

Manténte informado