Trastornos del control de impulsos

tratamiento-ayuda-control-de-impulsos-psicologo-jaen

Trastorno explosivo intermitente

Las personas con trastorno explosivo intermitente pueden agredir a otras personas o dañar sus posesiones, causando lesiones corporales y daños a la propiedad. Las erupciones explosivas, por lo general duran menos de treinta minutos y pueden ocurrir en grupos o estar separados por semanas o meses. Entre explosiones explosivas, la persona puede estar irritable, impulsiva, agresiva o enojada. Los episodios agresivos pueden ir antecedidos o acompañados por:

  • Irritabilidad
  • Aumento de la energía
  • Saña
  • Pensamientos agresivos
  • Hormigueo
  • Temblores
  • Palpitaciones
  • Opresión en el pecho
  • Sensación de presión en la cabeza

Depresión, cansancio o alivio son reacciones mentales que pueden acontecer tras el episodio.

¿Necesita ayuda psicológica?

Cleptomanía:

La cleptomanía es un trastorno psicológico por el cual la persona denominada cleptómana o cleptomaníaca tiene una conducta repetitiva de apropiarse de aquello que le es ajeno. Hay que distinguirlo de la actividad del ladrón esporádico o habitual, cuyo objetivo es el enriquecimiento ilícito buscando un beneficio personal. En cambio, en la cleptomanía, el momento del robo se convierte en sí mismo en la finalidad del acto, no persiguiendo un enriquecimiento personal ni el perjuicio de la persona a quien roba. El paciente con cleptomanía sufre de un trastorno del control de los impulsos, por lo que se ve irremediablemente obligado a sustraer cualquier objeto independientemente de su valor; un impulso a satisfacer rápidamente cuando se encuentra en un lugar propicio para ello, sin necesidad de premeditación ni planificación. .

Piromanía

La piromanía es un trastorno psiquiátrico caracterizado por el impulso de iniciar incendios. Además el sujeto, denominado comúnmente piromaníaco o pirómano, suele sentir relajación, placer, interés, curiosidad y atracción por todo lo relacionado como pueden ser las estaciones de bombero. El pirómano no debe ser confundido con el incendiario que es aquella persona que intencionadamente decide quemar una parcela de terreno u objetos con ánimo de lucro o simplemente por hacer daño.

Juego patológico

El individuo con juego patológico puede estar preocupado por el juego (reviviendo experiencias pasadas de juego, planificando la próxima aventura de juego o pensando en la forma de conseguir dinero para seguir jugando). Muchos de estos individuos dicen que buscan “acción” (estado de euforia) más que dinero. Al aumentar sus apuestas o magnificar los riesgos consiguen producir y mantener los niveles de excitación deseados. Los individuos con el trastorno de juego patológico continúan con el juego a pesar de repetidos esfuerzos para controlar, detener o disminuir su comportamiento. El individuo puede mentir a los miembros de su familia, terapeutas u otros para ocultar su grado de implicación en el juego. Si el individuo se queda sin dinero pueden aparecer conductas antisociales (por ejemplo, falsificación, fraude, robo o abuso de confianza).

Tricotilomanía

Es la pérdida de cabello por las ganas de halarlo y retorcerlo hasta que se desprende. Los pacientes son incapaces de detener este comportamiento, incluso aunque su cabello se vuelva más delgado. Los síntomas generalmente comienzan antes de los 17 años. El cabello puede perderse por parches redondos o a lo largo del cuero cabelludo, lo que causa un efecto de apariencia desigual. La persona se puede arrancar otras áreas de cabello, como las cejas, las pestañas y el vello corporal. Estos síntomas se observan generalmente en los niños:

  • Apariencia desigual del cabello.
  • Parches descubiertos o pérdida del cabello por todas partes (difusa).
  • Bloqueo (obstrucción) intestinal si las personas se comen el cabello que se arrancan.
  • Halar, tirar o retorcer constantemente del cabello.
  • Negar el hecho de halarse el cabello.
  • El cabello que vuelve a crecer en áreas descubiertas se siente como cerdas.
  • Aumento de la sensación de tensión antes de halarse el cabello.
  • Otros comportamientos de autoagresión.
  • Sensación de alivio, placer o gratificación después de halarse el cabello.

La mayoría de las personas con este trastorno también tienen problemas con:

  • Sentimientos de tristeza o depresión.
  • Ansiedad.
  • Imagen pobre de sí mismo.

Manténte informado